LA MAGIA DE DIBUJAR

El arte del dibujo tiene relación con la forma de mirar el mundo, y el dibujo es en sí mismo un lenguaje con características únicas; tiene que ver la visión personal e individual que tiene la persona de relacionarse con su entorno y la de su mundo interior. Todas las personas sin excepción tienen individualidad, y a través de la expresión artística se comunican con su propio lenguaje.

Cuando hablamos del acto de dibujar decimos que es un acto mágico, porque sobre una superficie uniforme aislamos áreas a las que damos un sentido objetivo como por ejemplo, cuando encerramos parte del área dentro de una circunferencia hemos creado un círculo, y si a ese círculo le agregamos otros trazos y pintamos con diferentes tonos de grises, valorando, o aplicando colores, pintando, le asignamos un significado subjetivo fruto de nuestra visión del mundo exterior y también de nuestro mundo interior.

El arte del dibujo es la expresión del yo interno que todos tenemos. Sólo los niños pequeños son espontáneos porque aun no han sido influidos por la educación sistematizada que se orienta a un sector del cerebro. Ellos a través de sus dibujos nos muestran su visión del mundo y también nos obsequian una muestra de su mundo interior, y cuando se les pide una explicación de su dibujo, lo hacen con absoluta naturalidad y de forma breve y concisa. ¿Quién puede dudar de que sea un artista? Sólo los adultos que han sido “domesticados” y forzados a reprimirse, juzgan con dureza y hasta con crueldad las obras de los pequeños.

Igual que en otras áreas del conocimiento, se puede enseñar a dibujar, a pintar, a esculpir y modelar. Los métodos y la didáctica deben adecuarse a la “individualidad” de cada estudiante, dejando amplio margen a la libertad de expresión y la personalidad que cada niño, e incluso adulto, muestre.

El simple hecho de “dibujar” letras bellas, con una caligrafía impecable, nos muestra expresión artística, es decir, con arte de dibujo.

En los libros manuscritos que copiaban los monjes en la Edad Media, e incluso después, las primeras letras de párrafo y más aun las de capítulo eran ornamentadas. Es un buen ejercicio dibujar palabras usando lápiz y muy suavemente, corrigiendo con goma de borrar hasta lograr una escritura que en su forma, independientemente del significado, para luego ornamentarla con lazos y arabescos buscando que el conjunto se vea agradable y mejor aun, bello dibujando con arte.

Al menos dos beneficios se consiguen, uno el hecho de haber logrado con lo que es cotidiano, la escritura, algo agradable, y segundo, haber transferido al papel algo de lo nuestro, este hecho se conoce como “catarsis” y es una forma de liberación, de extraer de nuestro interior lo negativo.

Hasta la próxima

About antonkir

Artista Plástico con más de teinta años de experiencia profesional. Maestro de Artes en colegios, educación de adultos y personas con capacidades especiales. Muy interesado en la historia de la humanidad, cosmología, historia natural e historia del arte.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s